Horizontes del crionicista
Ordenadores cuánticos
X

Valora este artículo

1 - No me gustó | 5 - ¡Muy bueno!





Gracias por sus comentarios.
¡Uy! Algo ha ido mal al enviar el formulario.

¿Aún no está preparado para inscribirse en Criónica?

Apoye la investigación de Biostasis convirtiéndose en Becario de Tomorrow. Consiga ventajas y mucho más.
Conviértete en Fellow

¿Qué es el aprendizaje automático cuántico?

Descubra el fascinante mundo del aprendizaje automático cuántico con nuestra completa guía.

El aprendizaje automático cuántico es un campo en rápido desarrollo que se sitúa en la intersección de dos de las áreas más apasionantes de la ciencia moderna: la computación cuántica y el aprendizaje automático. Combina estos dos campos para crear un potente conjunto de herramientas con las que abordar problemas complejos que a los ordenadores clásicos les resultaría imposible resolver con eficacia.

Comprender el aprendizaje automático cuántico

Para comprender plenamente el aprendizaje automático cuántico, es importante conocer primero los fundamentos de la computación cuántica. El núcleo de la computación cuán tica son los qubits, que son el equivalente cuántico de los bits clásicos. Sin embargo, a diferencia de los bits clásicos, los qubits pueden existir en múltiples estados simultáneamente.

Esta propiedad, denominada superposición, permite a los ordenadores cuánticos realizar determinados cálculos exponencialmente más rápido que los ordenadores clásicos. Los algoritmos cuánticos, diseñados específicamente para funcionar en ordenadores cuánticos, pueden aprovechar esta aceleración para resolver problemas que a los ordenadores clásicos les llevarían miles o incluso millones de años.

La computación cuántica puede revolucionar varios campos, como la criptografía, el descubrimiento de fármacos y la modelización financiera. Por ejemplo, los ordenadores cuánticos pueden descifrar rápidamente códigos de cifrado que los ordenadores clásicos tardarían años en resolver. Esto ha provocado una carrera por desarrollar algoritmos de cifrado resistentes a la cuántica que puedan soportar la potencia de los ordenadores cuánticos.

Además, la computación cuántica puede acelerar el descubrimiento de nuevos fármacos al simular el comportamiento de las moléculas con gran precisión. Esto puede ahorrar a los investigadores años de ensayo y error en el proceso de desarrollo de fármacos. Del mismo modo, la computación cuántica puede optimizar las carteras financieras analizando rápidamente grandes cantidades de datos e identificando las inversiones más rentables.

Sin embargo, la computación cuántica está aún en sus primeras fases y se enfrenta a importantes retos, como el ruido y la decoherencia. El ruido se refiere a los errores que se producen durante el proceso de cálculo, mientras que la decoherencia se refiere a la pérdida de coherencia cuántica debida a la interacción con el entorno. Estos retos deben superarse antes de que los ordenadores cuánticos puedan alcanzar todo su potencial.

Resumen de la informática cuántica
Computación cuántica

Al mismo tiempo, el aprendizaje automático está transformando rápidamente el campo de la inteligencia artificial al hacer posible entrenar algoritmos para que aprendan a partir de ingentes cantidades de datos. Los algoritmos de aprendizaje automático pueden reconocer patrones y hacer predicciones basadas en datos, lo que permite aplicaciones como el reconocimiento de imágenes, el reconocimiento del habla y el procesamiento del lenguaje natural.

Juntos, estos dos campos pueden crear algoritmos de aprendizaje automático cuántico capaces de resolver problemas que están fuera del alcance de los algoritmos clásicos. Por ejemplo, el aprendizaje automático cuántico puede utilizarse para optimizar el flujo de tráfico en las ciudades, predecir patrones meteorológicos con gran precisión y mejorar la eficiencia de las redes eléctricas.

Aprendizaje automático. Mano robótica tocando datos binarios.
Concepto de aprendizaje automático

Fundamentos de la computación cuántica

La informática cuántica se basa en dos principios fundamentales: la superposición y el entrelazamiento. La superposición es la propiedad por la que los qubits pueden existir en múltiples estados simultáneamente, mientras que el entrelazamiento es la propiedad por la que dos o más qubits pueden estar conectados de tal forma que el estado de uno de ellos dependa del estado de los demás.

Los ordenadores cuánticos aprovechan estos principios para realizar ciertos cálculos exponencialmente más rápido que los ordenadores clásicos. Este aumento de velocidad es especialmente importante en problemas que implican la búsqueda de grandes conjuntos de datos o la simulación del comportamiento de sistemas físicos complejos.

Además de la superposición y el entrelazamiento, la computación cuántica también se basa en las puertas cuánticas, que son el equivalente cuántico de las puertas lógicas clásicas. Las puertas cuánticas pueden realizar operaciones con los qubits, como invertir su estado o entrelazarlos con otros qubits.

Aunque la computación cuántica aún está en sus primeras etapas, se han producido avances significativos en los últimos años. Por ejemplo, en 2019, Google anunció que había alcanzado la supremacía cuántica, lo que significa que había resuelto un problema que los superordenadores clásicos más potentes tardarían miles de años en resolver.

La intersección de la informática cuántica y el aprendizaje automático

La potencia de la computación cuántica y el aprendizaje automático combinados está aún en sus primeras fases, pero ya se están haciendo muchos progresos en este campo. Una de las principales áreas de interés es el desarrollo de algoritmos de aprendizaje automático cuántico diseñados específicamente para funcionar en ordenadores cuánticos.

Otra área de interés es el uso de algoritmos clásicos de aprendizaje automático para analizar y predecir los resultados de las simulaciones cuánticas. Al utilizar el aprendizaje automático para comprender mejor el comportamiento de los sistemas cuánticos, los investigadores esperan poder diseñar mejores algoritmos cuánticos y construir ordenadores cuánticos más eficaces.

Además, el aprendizaje automático cuántico también puede utilizarse para resolver problemas en áreas como las finanzas, la logística y la ciberseguridad. Por ejemplo, el aprendizaje automático cuántico puede utilizarse para optimizar la gestión de la cadena de suministro prediciendo la demanda y reduciendo los residuos. También puede utilizarse para detectar anomalías en el tráfico de red y prevenir ciberataques.

Sin embargo, el aprendizaje automático cuántico también presenta retos, como la necesidad de grandes cantidades de datos de alta calidad y la dificultad de implementar algoritmos cuánticos en el hardware actual. No obstante, las posibles ventajas del aprendizaje automático cuántico lo convierten en un apasionante campo de investigación y desarrollo.

Evolución del aprendizaje automático cuántico

Como muchos campos punteros de la investigación científica, el aprendizaje automático cuántico tiene una rica historia de desarrollos iniciales, avances e hitos recientes.

Primeros avances en computación cuántica

El campo de la informática cuántica se remonta al desarrollo de la mecánica cuántica a principios del siglo XX. Sin embargo, no fue hasta mediados de la década de 1980 cuando los investigadores empezaron a estudiar seriamente el potencial de la computación cuántica.

Uno de los primeros avances en este campo se produjo en 1994, cuando el matemático Peter Shor propuso un algoritmo cuántico para factorizar números grandes. Fue un hito porque la factorización de números grandes es una tarea fácil para los ordenadores clásicos, pero muy difícil para los cuánticos.

Peter Shor
Peter Shor (Obtenido de bostonglobe.com)

La aparición de algoritmos cuánticos de aprendizaje automático

El desarrollo de algoritmos de aprendizaje automático cuántico empezó a despegar en la década de 2010. Uno de los primeros ejemplos fue un algoritmo de máquina de vectores de soporte de inspiración cuántica propuesto por Seth Lloyd, Masoud Mohseni y Patrick Rebentrost en 2013.

Desde entonces, ha habido muchas otras propuestas de algoritmos cuánticos de aprendizaje automático, como las redes neuronales cuánticas, el análisis cuántico de componentes principales y el aprendizaje cuántico por refuerzo. Aunque estos algoritmos aún se encuentran en las primeras fases de desarrollo, encierran un enorme potencial para resolver toda una serie de problemas en campos muy diversos.

Avances e hitos recientes

En los últimos años, se han producido muchos avances e hitos emocionantes en el campo del aprendizaje automático cuántico. Uno de los más impresionantes lo lograron los investigadores de Google en 2019, que fueron capaces de utilizar su ordenador cuántico para realizar un cálculo que habría llevado miles de años al superordenador clásico más rápido del mundo.

Este avance, conocido como "supremacía cuántica", fue un hito importante en el desarrollo de la computación cuántica y demostró el enorme potencial de este campo. Aunque aún queda mucho trabajo por hacer para materializar este potencial, está claro que el aprendizaje automático cuántico desempeñará un papel importante en los próximos años.

Ordenador cuántico
Ordenador cuántico

Conceptos clave del aprendizaje automático cuántico

Hay varios conceptos clave que es esencial entender para comprender los fundamentos del aprendizaje automático cuántico.

Bits cuánticos (Qubits)

El núcleo de la informática cuántica son los qubits, el equivalente cuántico de los bits clásicos. Sin embargo, a diferencia de los bits clásicos, los qubits pueden existir en múltiples estados simultáneamente, lo que permite a los ordenadores cuánticos realizar ciertos cálculos mucho más rápido que los ordenadores clásicos.

Compuertas y circuitos cuánticos

Las puertas cuánticas son el equivalente cuántico de las puertas lógicas clásicas y se utilizan para manipular los estados de los qubits. Los circuitos cuánticos se construyen conectando estas puertas de formas específicas para realizar cálculos concretos.

Entrelazamiento cuántico y superposición

El entrelazamiento cuántico es la propiedad por la que dos o más qubits pueden estar conectados de tal forma que el estado de un qubit depende del estado de los demás. La superposición es la propiedad por la que los qubits pueden existir en múltiples estados simultáneamente.

Algoritmos y modelos cuánticos

Los algoritmos cuánticos son algoritmos diseñados específicamente para funcionar en ordenadores cuánticos. Los modelos cuánticos son similares a los modelos clásicos de aprendizaje automático, pero están diseñados específicamente para tener en cuenta las propiedades únicas de la computación cuántica.

Algoritmos y técnicas de aprendizaje automático cuántico

Hay varios algoritmos y técnicas específicos de aprendizaje automático cuántico que los investigadores están explorando actualmente.

Máquinas de vectores soporte cuánticas

Las máquinas cuánticas de vectores soporte son una variante de inspiración cuántica del algoritmo clásico de máquinas de vectores soporte. Han demostrado ser prometedoras en diversas aplicaciones, como la clasificación de imágenes y la detección de anomalías.

Redes neuronales cuánticas

Las redes neuronales cuánticas son un tipo de algoritmo de aprendizaje automático que utiliza qubits como bloques de construcción de redes neuronales artificiales. Estas redes tienen aplicaciones potenciales en ámbitos como la optimización y la regresión.

Análisis cuántico de componentes principales

El análisis cuántico de componentes principales es una variación de inspiración cuántica de una de las técnicas más comunes en el aprendizaje automático clásico. Se utiliza habitualmente para reducir la dimensionalidad y puede aplicarse a una amplia gama de problemas.

Aprendizaje por refuerzo cuántico

El aprendizaje cuántico reforzado es una combinación de los campos de la computación cuántica y el aprendizaje reforzado. Puede utilizarse en ámbitos como la modelización financiera y la robótica.

Conclusión

El aprendizaje automático cuántico es un campo apasionante y en rápida evolución que ofrece un enorme potencial para resolver problemas complejos que a los ordenadores clásicos les resultaría imposible resolver con eficacia. Al combinar la potencia de la computación cuántica con los conocimientos del aprendizaje automático, los investigadores están creando una nueva generación de algoritmos y técnicas que prometen desvelar conocimientos y descubrimientos que antes eran imposibles de alcanzar.

Aunque este campo aún se encuentra en sus primeras fases, ya se están logrando muchos avances e hitos apasionantes, y no cabe duda de que el futuro del aprendizaje automático cuántico es brillante.

Tomorrow Bio es el proveedor de criopreservación humana de más rápido crecimiento del mundo. Nuestros planes de criopreservación con todo incluido empiezan en solo 31€ al mes. Más información aquí.